Reflexión sobre Historia a través del libro Algunas cosas oscuras y peligrosas. Iniciemos un debate...

 Hola a todos:

Mucho tiempo sin aparecer por aquí. Afortunadamente andamos todos los miembros de Licencia que no nos da la vida y es difícil sacar tiempo para escribir algo con calidad. De todas maneras a lo largo del primer trimestre de 2022 iréis sabiendo de cosas nuevas. 

Que andemos escasos de tiempo no significa, faltaría más, que hagamos lo posible y lo imposible para encontrar tiempo para leer. Intento leer de todo, novela, ensayo...y de las cosas más variadas. Lo malo de que te interesen tantas cosas es el agobio. 

Foto tópica para estas cosas. El Pensador. Fuente: Wikipedia.

Bueno, vayamos al lío. Ando leyendo el sorprendente libro de Servando Rocha Algunas cosas oscuras y peligrosas. EL libro de las máscaras y los enmascarados cuando me he encontrado en la página 178 con un fragmento que quiero compartir con vosotros sobre la tarea de los historiadores. Vaya por delante que no estoy en absoluto de acuerdo pero sí que me hizo reflexionar largo y tendido sobre nuestra profesión. El fragmento es el siguiente: 

Existe una tendencia a buscar refugio de lo ya dado. Los historiadores, al tratar con la historia, evitan cruces de caminos y sortean las singularidades sin darse cuenta de que la misma historia, igual que la naturaleza humana, es contradictoria. Aunque existe un núcleo esencial de lo que somos, esta nunca es del todo coherente. Vivimos en la contradicción porque somos seres contradictorios y la historia es un continuo pasar por momentos o hechos que son rupturas de la regla. El historiador, al hacer ese rodeo de buscar su propia coherencia, desatiende la responsabilidad que tiene con las generaciones futuras. Tampoco respeta las pasadas. Es un lobo hambriento de sus razones, de sí mismo, de sus propias convicciones. Busca con ahínco hacer encajar las piezas y, por esta razón, prescinde de las fuerzas misteriosas y de lo inexplicable. Es definitivamente cómplice del historicismo, una de las grandes enfermedades de nuestro tiempo. Por eso, como recuerda Kracauer, todo es provisional.

Fuente: Librería Lé

A buen seguro muchos de vosotros ahora mismo estaréis, posiblemente, rozando la indignación. Dejad que pase y pensad en una respuesta razonada y veréis cómo os ayuda a reflexionar sobre nuestra profesión y a mejorar en la misma.

Sinceramente me encantaría leer vuestros comentarios y opiniones al respecto y espero poder abrir un debate sano y constructivo en estos tiempos de furor y ruido.

Un saludo a todos y feliz año.

Comentarios

Entradas populares